La genética

Ya en la década de 1870, los ganaderos sabían que la genética era importante. A medida que cambiaban sus mercados, necesitaban producir ganado que, a su vez, produjera la calidad de carne que sus consumidores deseaban.
De imágenes adicionales de la producción de NET Television de 2008, "Beef State" [El estado de la carne de res].

En el primer edición de Nebraska Farmer, publicado en enero de 1877, había dos artículos sobre la importancia de la cría. Uno, titulado "Galloway Cattle", elogió a la raza por su tamaño, resistencia y rasgos, haciéndola muy adecuada para Nebraska. Otro, "Law of Breeding", publicó un discurso del profesor James Law de la Universidad de Cornell, la principal institución agrícola de educación superior del país. Enumera diez puntos para la crianza de su manada, incluida la selección de reproductores y una advertencia contra la endogamia.

Los artículos en la revista Nebraska Farmer enero de 1877 "Galloway Cattle " [Ganado de Galloway]y "Law of Breeding" [Las leyes de cría]
Prize-winning heifer

Novilla premiada
Por cortesía de Historia de Nebraska, RG1085-04-08
Rancher/Governor Sam McKelvie & Hereford calf

Ganadero / gobernador Sam McKelvie y becerro Hereford
Por cortesía de Historia de Nebraska, RG2229-13-SFN90939

Durante el siglo XIX y el XX, las manadas crecían y mejoraban. Solo necesita mirar los animales exhibidos en ferias y exposiciones de ganado para ver tanto el éxito en la cría como el orgullo de los criadores.

0807_0207.jpg

Seguir mejorando la genética de las manadas significó traer mejores toros. Esos buenos toros eran caros y grandes y tenían que estar con vacas productoras para aparearse con ellas. Algunos criadores eran copropietarios de los mejores toros, pero eso significaba transportar esos toros premiados de una manada a otro.

Ese problema encontró soluciones tecnológicas. Aunque la experimentación y el desarrollo se habían llevado a cabo en Rusia y Dinamarca desde finales del siglo XIX, a partir de la década de 1930, los ganaderos estadounidenses comenzaban a utilizar la inseminación artificial para mejorar la genética de su manada. Pero no fue hasta principios de la década de 1940 que se descubrieron los métodos de refrigeración que permitían congelar, extender y almacenar el semen para su uso donde y cuando los criadores lo necesitaran.

Esta tecnología significó que los buenos toros producidos en los ranchos de Nebraska podían engendrar terneros con vacas en otros estados como Montana y Texas y casi en cualquier otro lugar del mundo. Esta tecnología, aunque tuvo sus inicios en la década de 1940, tuvo poco impacto en Nebraska hasta la década de 1970.

Extracto del anuncio: Venta de ganado para el rancho By The Way, propiedad del gobernador de Nebraska, Sam McKelvie, 1949
Essie Davis and her son Thane with plane they purchased in 1948

Essie Davis y su hijo Thane con el avión que compraron en 1948
Por cortesía de la familia Davis a través de Historia de Nebraska

Ya en 1933, ranchera Essie Davis fue uno de esos ganaderos que comenzó a construir mejores líneas de sangre para el ganado. Al hacerlo, se adentró aún más en el mundo de los hombres. Una vez, el ex gobernador de Nebraska, Sam McKelvie, y Essie Davis se pusieron a hacer una oferta cara a cara por un toro de Hereford en particular. Cuando Davis se negó a renunciar, McKelvie exclamó: "¡Quién diablos es esa mujer que cree que puede superarme!" El vecino de McKelvie se volvió hacia él y respondió: "¡Esa es Essie Davis y ella PUEDE!"

Además de mejorar las líneas de sangre, Essie Davis promovió el bienestar general del ganado. Ella se tomaba en serio e introdujo una variedad de tipos de césped para mejorar la calidad de los pastizales. Se jactaba de que sus pastos contenían setenta variedades de pastos. Además de las hierbas, Essie y su hijo Thane, quien se convirtió en su socio ganadero al graduarse de la Universidad, plantaron 250.000 árboles. Ella los llamó "graneros al aire libre".